Jacarandá
Jacaranda mimosifolia D. Don

OTROS NOMBRES VULGARES Palisandro (español); black poui (inglés).
SINÓNIMOS Jacarandá heterophylla (A.OC) Brito; Jacarandá ovalifolia R.Br.; Jacarandá acuatifolia Humb. & Bonpl.
FAMILIA Bignoniaceae
ÓRDEN Lamiales
SUBCLASE Asteridae
CLASE Magnoliopsida
DIVISIÓN Magnoliophyta

ORIGEN Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA
Habita los bosques caducifolios tropicales de América del Sur; en Paraguay, Uruguay, Brasil y muy común en el noroeste de Argentina. Se le ha introducido en áreas ajenas a su hábitat natural donde crece muy bien: Nueva Zelanda, Florida, California, el sur de Texas , el altiplano de México, la costa mediterránea de España, el sur de Italia, Hawai, en el sureste y suroeste de Australia.

DESCRIPCIÓN
Árbol caducifolio, de rápido crecimiento, copa esférica, tamaño medio, de 6 a 10 m de altura y de 4 a 6 m de diámetro de copa. Puede sobrepasar los 25 m. La estructura es de ramificación principal extendida. El tallo principal tiene una forma algo torcida. La corteza es de color pardo grisáceo y de textura lisa en la juventud, y áspera, fisurada y oscura con la edad. Raíces de desarrollo oblicuo, iguales y fasciculadas; no invasoras, por lo que con escasez de agua el árbol se ve muy afectado.
Hojas parecidas a las de un helecho, opuestas, bipinnadas, de 15 a 30cm. de largo, compuestas, con 16 o más pares de divisiones que portan cada una de 12 a 24 pares de foliolos oblongos, de un centímetro de largo, de color verde grisáceo. La época de foliación ocurre a principios de verano.
Las flores son azules o púrpura azulado, de 5 cm de largo, en panículas al extremo de las ramas hasta de 25 cm de largo. Son de forma tubular, acampanada y con lóbulos desiguales. Cubren todo el árbol. La floración se produce en primavera. Puede haber una segunda floración a principios de otoño.
Los frutos son cápsulas leñosas, dehiscentes, planas, marrón oscuro, con gran cantidad de semillas pequeñas y aladas. Fructificación a finales de otoño, permanece todo el año.

ASPECTOS DE MANEJO
Las heladas le perjudican, sobre todo a los ejemplares jóvenes, que llegan a morir.
Requiere clima suave en los que no se produzcan heladas y en los que el descenso de temperatura sea esporádico, con heladas débiles.
La Jacaranda vive mejor en la cercanía de la costa, aunque a resguardo de vientos marinos fuertes; en todo caso, es necesario que su ubicación no supere unos pocos centenares de metros sobre el nivel del mar.
Lugares a pleno sol. Florece abundantemente en exposición soleada.
Rústica en cuanto a tipo de suelo, aunque prefiere terrenos areno-arcillosos que mantengan la humedad.
Necesita escaso mantenimiento.
Para ayudar a endurecer los tejidos frente a los fríos, incorpore sulfato de potasio al suelo dos veces al año (especialmente importante en sus primeros años de vida). En cada aplicación, use una dosis de 20 gr. por metro cuadrado de copa.
Poda de formación y de mantenimiento muy ligeras. No necesita podarse para contribuir a su floración. Requiere podas de limpieza y ortopédicas. Árbol no demasiado exigente y de crecimiento relativamente rápido. Las heladas lo perjudican, sobre todo a los ejemplares jóvenes, que llegan a morir.
Patología: pulgones. Las panículas florales y los brotes son atacadas con frecuencia por pulgones.
Clima: muy sensible a Tº menores a – 1 ºC consistentemente (+ de 4 h). Los ejemplares jóvenes mueren a Tº < a 0 ºC. Resiste una sequedad débil. Prefiere pleno sol pero se adapta a semisombra. Se desrama con vientos y tormentas de mediana intensidad.
Suelo: húmedo, la sequía limita su crecimiento. pH óptimo: neutro (de 6,0 a 7,5) tolerando alcalinidad de 8,5. No tolera la salinidad en el suelo. Crece bien en suelos de textura areno-arcillo-humíferos, pero en general se adapta a cualquier condición de suelo.
Resistencia ambiental: resiste bien la contaminación urbana, pero no la industrial. En lugares muy contaminados el follaje se desgreña, pasando a un proceso de decrepitud. Es resistente a la caliza, pero no a la sal
Enfermedades y plagas: en ocasiones es atacado por hongos como Capnodium citri (fumagina) y Xanthomonas glandis; también por pulgones. Aunque es bastante resistente a enfermedades de hongos e insectos.

USOS
La madera se utiliza en ebanistería y carpintería.
Posee una madera muy apreciada por sus tonos crema y rosados, empleándose para la fabricación de muebles, y para decoración interior de coches de lujo.
Es un árbol resistente a las condiciones urbanas por lo que está indicado en plantaciones de alineación.
Muy adecuado como árbol de calles y parques.
Plantado en combinación con la flor de azahar y con Tipuana, su efecto contrastante de floración violeta es magnífico.
La caída de flores y semillas produce efecto alfombra.
Por su aspecto los Jacarandás son interesantes en jardinería, para decorar, por la belleza de sus flores, en parques y jardines urbanos donde la contaminación es menor.
Puede ser utilizado en calles y avenidas de bajo tránsito vehicular, pero en estas condiciones su tamaño se ve limitado.

PROPAGACIÓN, POLONIZADORES Y AGENTES DISPERSANTES

Se propaga con facilidad por semillas. Siembra directa (temperatura 20-30 ºC) en otoño o primavera. No se emplea la propagación vegetativa.