Arce japónico
Acer japonicum Thunb.

OTROS NOMBRES VULGARES Arce del Japón, arce palmado púrpura. (español); japanese maple, smooth japanese maple (inglés).
FAMILIA Aceraceae
ÓRDEN Sapindales
SUBCLASE Rosidae
CLASE Magnoliopsida
DIVISIÓN Magnoliophyta


ORIGEN Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA
Originario de Japón y Corea.

DESCRIPCIÓN
Pequeño árbol caducifolio que no sobrepasa los 10 m de talla, aunque en ocasiones tiene sólo porte arbustivo. Copa más o menos redondeada y corteza lisa, grisácea. En general debajo, tienen un tronco bastante deshojado, mientras en alto, desarrollan muchas ramificaciones. En hábito de crecimiento, toma formas de pirámide (especialmente cuando jóven) o de domo, cuando maduro. Sistema radicular escaso y crecimiento lento.
Hojas con 5-9 lóbulos. Miden 9-13 cm de longitud y 11-17 cm de anchura. Lóbulos ovado-acuminados, con el margen aserrado. Limbo de color verde claro, glabro, excepto en las nerviaciones del envés.
Flores de color rojo purpúreo en corimbos colgantes que aparecen antes que las hojas. Las flores son pequeñas e inconspícuas, poseen cinco sépalos, cinco pétalos doce estambres de entre 6 a 10 mm dispuestos en dos anillos de seis cada uno y dos pistilos o un pistilo y dos estilos. El ovario es súpero y con dos carpelos, cuyas alas prolongan las flores, facilitando el reconocimiento de las femeninas. Florece libremente y, a mediados de primavera.
Fruto en doble sámara de 5-6 cm de longitud, con alas en ángulo obtuso o casi horizontales de color marrón. Al cabo de unos meses de floración, los árboles producen un gran número de semillas.

ASPECTOS DE MANEJO
Estas plantas no temen el frío y entonces se pueden cultivar en el jardín en cualquier período del año. Necesita de al menos unas horas al día de irradiación solar. Si se pone un árbol con un tronco muy delgado, puede ser útil asegurarlo a un palo sólido, que lo tenga derecho, y protegerlo de los daños causados por el viento fuerte.
En cuanto al tipo de suelo, debe ser liviano, con buen drenaje y rico en materia orgánica. Es una planta acidófila que proviene de climas de mayor humedad que el de nuestra zona central. Esto significa que requiere riegos profundos y acidificación del suelo. Con el pasar de los años, los árboles desarrollan un aparato radical conspicuo, y necesitan de regaduras sólo si el clima es particularmente seco.
Se puede cultivar en maceteros, aunque debe tenerse en cuenta que al hacerlo la planta crecerá con mayor lentitud.
El crecimiento es naturalmente lento y no es necesario podarlo, a menos que le quiera dar una forma determinada a su copa o eliminar las ramas muertas en primavera. Es una especie favorita para aplicar la técnica del bonsai, pero -fuera de esto- su poda no es algo usual en el jardín tradicional japonés, del cual la jardinería ha heredado el uso ornamental de este árbol.
Los fertilizantes deben contener fierro y ser de pH ácido, aplicados desde primavera hasta mediados de verano. También se recomienda el uso de sulfato de fierro en estas mismas perforaciones. Si la planta presenta amarillamiento (falta de fierro) conviene recurrir al uso de microelementos pulverizados (Hortrilón). Se abona también al momento del implante, o cada 2-3 años, hacia fines del invierno o a inicios del otoño. Se interviene mezclando al terreno, a la base del tronco, una buena cantidad de abono orgánico, como el estiercol o humus de lombriz; de esta manera daremos el justo aporte de nutrientes y mejoraremos la mezcla del terreno.
Los ácaros o arañitas agravan el problema de la quemadura de los bordes de la hoja y provocan una defoliación prematura de la planta. Para el control, aplique productos acaricidas con insecticidas fosforados sistémicos, más aceite miscible en primavera.

USOS
Los arces son muy cultivados como ornamentales; es muy apropiado situarlos en jardines pequeños, debido a su aspecto reducido y liviano, y a que presentan un colorido follaje otoñal.. Combina muy bien con coníferas y puede servir de fondo para azaleas, camelias y helechos.
Este árbol es muy utilizado para la práctica de Bonsai, en los jardines del Japón suelen encontrarse, donde su belleza es admirada como un regalo de la divina naturaleza.
Su madera es ampliamente empleada en la elaboración de instrumentos musicales; su alta densidad y propiedades sonoras la hacen favorita para dicho uso.
Son una importante fuente de polen y néctar a principios de primavera para las abejas, en particular las abejas melíferas y un recurso alimenticio para las larvas de varias especies de lepidópteros.

PROPAGACIÓN, POLONIZADORES Y AGENTES DISPERSANTES
Las especies comunes se reproducen de semillas; las de jardín, a partir de injertos; las formas arbustivas, por acodo. Lo mejor es comprarlos ya crecidos.